Campañas de Email marketing efectivas

Hoy vamos a hablar del email marketing, una de las herramientas más importantes que cualquier community manager, social media o empresa debe que manejar si, de verdad, tiene planteada una estrategia para gestionar su crecimiento y calidad de su comunidad.

Son muchas las empresas que de forma habitual realizan envíos por correo electrónico a sus contactos o clientes. Envíos en forma de boletín de noticias periódico, actualizaciones y novedades interesante o incluso directamente con ofertas que creen pueden ser de interés. Si bien estas acciones son fundamentales para aumentar el interés por nuestra marca, hay algunos aspectos que hay que tener en cuenta para no convertir el envío de correos electrónicos, en un problema importante. Vamos a ver algunos:

•    Legalidad de la base de datos de contactos. Es fundamental que la base de datos de contactos, haya sido obtenida de forma legal. Existen diversas normativas que nos indican como han de recogerse estos datos: Ley Orgánica de Protección de Datos (LO 15/1999 de 13 de diciembre) y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (Ley 34/2002, de 11 de julio).
•    Método de captación de contactos. Son muchas las formas en que pueden recogerse los datos de posibles clientes y contactos. Partiendo de la premisa apuntada por el punto anterior, podemos usar formularios de contacto, una landing page, concursos en redes sociales, etc.

•    Indispensable el consentimiento del usuario. Una vez tengamos claro como vamos a captar esos datos, es fundamental obtener el consentimiento del usuario para la gestión en nuestra lista de correo. Sin este consentimiento los envíos estarían incumpliendo las normativas españolas antes mencionadas.

•    Ha de quedar muy clara la finalidad de la base de datos. Es decir, no podemos recoger datos en un formulario o en una landing page indicando que es para recibir información sobre nuestros servicios y que finalmente el usuario acabe recibiendo información de todo tipo. El usuario tiene el derecho de saber que tipo de información concreta va a recibir.

•    El usuario tiene que recibir información de quién va gestionar esos datos. Las empresas tienen el deber de informar a los propietarios de los datos de quién es el responsable que va tratar los datos y de que forma se puede poner en contacto con el, ante cualquier incidencia.

•    Baja de la lista. Cualquier usuario que forme parte de una lista de correo o una base de datos de contactos de email marketing, tiene el derecho de darse de baja de forma simple y sin coste para el. Hay que indicar de forma clara, en cada comunicación que le hagamos llegar, como llevar a cabo esta baja. Si la petición de baja nos llega por un canal que no sea el que ponemos a disposición de los usuarios, deberemos igualmente llevarla a cabo.

•    Cumplir con el deber de secreto. La normativa en materia de privacidad, obliga al os responsables de gestionar datos a mantener el secreto de los mismos y a no divulgarlos. Hay que tener especial atención con dos hechos cosas: no enviar comunicaciones con todos los correos de nuestra lista visibles y no vender o ceder la base de datos sin el consentimiento previo de todos los usuarios.

•    Herramientas de email marketing. Hay que tener en cuenta que con la reciente anulación del Safe Habor por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, de facto no se pueden gestionar datos a través de aplicaciones que tengan sus servicios en EEUU. Como consecuencia, hay que buscar aplicaciones que estén radicadas y tengan sus servicios e infraestructura dentro de la Unión Europea.

•    Medir. Es fundamental en todas las acciones de marketing que llevemos a cabo, tener la posibilidad de medir el resultado de las mismas. De nada sirve enviar correo sin más y sin saber que está pasando con ellos: los abren o no, hacen clic en los enlaces, que correos son erróneos y debemos eliminar de nuestra lista, etc

Sin duda el correo electrónico puede ser una herramienta que permita fidelizar a nuestros usuarios, pero son muchas las consideraciones antes de lanzarse a nuestro primer envío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *