9 Consejos para que tus campañas de e-mail marketing no sean consideradas spam

A continuación os dejamos 9 consejos prácticos que creemos os ayudarán a reducir el número de destinatarios que se crean que sois spam.

1. Bases de datos y segmentación: Cuando una empresa hace e-marketing correctamente está enviando correos electrónicos sólo a aquellas personas que han dado su consentimiento. Además, es importante contar con una base de datos que permita a las compañías elegir de forma fácil cuál es el target adecuado para la acción, es decir, una base de datos que nos permita elegir cuáles son aquellos destinatarios que van a valorar positivamente nuestro mensaje. Para ello debemos hacer un estudio de diversos criterios (edad, situación geográfica, objetivo del envío, historial de compras, etc.)

2. Frecuencia del envío: Es importante no “acribillar” a los contactos con correos electrónicos. Envía sólo cuando tengas algo muy interesante que decir y piensa que, a lo mejor, lo que es importante para ti como empresa puede que no lo sea para tu cliente.

3. Identifícate: siempre que hagas una campaña de e-mailing, ya que si no lo haces puedes generar desconfianza. Aún si subcontratas este servicio a un externo, exige que el envío sea desde una dirección tuya y corporativa.

4. El asunto: Recomendamos utilizar una frase corta y en minúscula  y explícita, comprensible de forma rápida. Los asuntos que se escriben en mayúsculas, con signos de exclamación y muy largos suelen ser considerados spam.

5. El contenido: Los filtros antispam analizan el contenido de los correos electrónicos en busca de indicios que delaten el mensaje como spam: proporción entre imagen y texto, mensajes que son similares a otros ya clasificados como correo no deseado, palabras clave usadas por los spammers... Por ello, las empresas evitan este tipo de términos en sus e-mails marketing. De ahí que la personalización de los correos sea una excelente estrategia para no acabar en la carpeta de spam.

6. Archivos adjuntos: debes evitarlos, pues lo único que consigues con eso es aumentar el peso de tus mensajes y muchos servidores bloquean este tipo de correos electrónicos. Os recomendamos en este caso meter links que lleven al destinatario al leer ese contenido a otro sitio y si ese sitio es tu web, pues mucho mejor, porque así generas tráfico a la misma. Añadiendo un link en el mensaje no solo podrás conocer quien consulta el documento (mediante la medición de clics…), sino que también es un buen pretexto para llevar al destinatario desde su buzón de correo hasta la página del remitente (tu marca).

7. Link de baja: La ley indica que es obligatorio  proporcionar a los destinatarios la opción de que dejen de aparecer en tu base de datos mediante el enlace de “baja”. No se debe temer a incorporar esta opción, que simplemente es un método para llegar al target de principal interés para la empresa. Además, si se dan de baja, “nos hacen un favor”, porque es gente a la que no le interesa nuestras comunicaciones, por lo que cuanto más depurada esté la base de datos mejor ROI vamos a conseguir en las campañas.

Si quieres saber el por qué de esa baja, puedes enviar un mensaje automático en el que indique que se le ha dado de baja de la base de datos pero que te gustaría indicara el motivo. En este caso puedes aprovechar un mini cuestionario con 3 opciones de respuesta como por ejemplo: a) no me interesan sus comunicados b) prefiero informarme en la web c) otros (campo abierto)

8. Landin Pages: utiliza las landin pages o páginas de aterrizaje. Es una página web donde llega la persona que hace clic en nuestro e-mailing. En esta se explica un poco más en qué consiste nuestra campaña y si a ese destinatario le interesa hará clic en ella y accederá a la parte de nuestra web donde desarrollemos toda la información.

Esta página suele estar optimizada para unas determinadas palabras clave, con el objetivo de conseguir que los buscadores la indexen correctamente y la muestren cuando un usuario realiza una búsqueda introduciendo esas palabras clave.

9. Analiza los resultados: “Una acción de marketing que no se analiza es una acción de marketing inacabada”. Hoy en día contamos con herramientas gratuitas de envío de e-malings que nos permiten conocer el % de destinatarios que han abierto nuestro correo, el % de los que han pinchado en él para visitar la página de aterrizaje o la web directamente, el % que se ha dodo de baja… así como conocer el número de clics que han recibido cada uno de los links que llevaba nuestro diseño (ejemplo: link en el icono de Facebook, en el logo, en la palabra oferta,…)

¿Se os ocurre alguno más? ¿Nos lo contáis?

9 Consejos para que tus campañas de e-mail marketing no sean consideradas spam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *